Capítulo 60

Tiene muchas camisetas: todas blancas y demasiado grandes para su constitución. Se cambia de camiseta cada día y raramente se le ve con sudadera. No le gusta llevar zapatos. Suele llevar sólo la enorme camiseta y pasearse por el comedor con paso poco firme, dando una y otra vuelta.
Cuando está extremadamente aburrido, persigue a Cacahuete por toda la habitación. A veces, cuando no le saco, me tira de la mano con terquedad y pasea por la casa con pasos silenciosos. Cada vez me recuerda más y más a un gato.
Ha pensado en muchas maneras de matar el tiempo, como jugar a cartas. Ambos nos sentamos delante de una baraja de cartas y, en los casos de aburrimiento más grande, nos dedicamos a girar las cartas y comparar quien tiene el número más alto.
Siempre piensa que estoy haciendo trampas porque siempre saco el número más grande, yo también pienso que es increíble. Si saca una carta más grande que la mía se pone tan contento como un niño y me da un golpecito en la cara con la carta. Por supuesto, se lo hago pagar por la noche, aunque me suele llamar payaso vengativo…
Sin embargo, me gustan esas palabras.
Solía pensar que en el futuro me lo encontraría esperándome en casa a que volviese, por eso se lo quité de las manos a otro hombre. Todo lo que pensé fue: ¿cómo puedo hacerle entender a YunSheng que me pertenece? Quiero que todo el mundo que le quiere tocar sepa que Fang YunSheng es de Ye CanSheng. ¡Que no le pueden tocar!
No obstante, el cuerpo de YunSheng es muy importante. Por muchas marcas que le deje: pequeñas, profundas y leves, que son increíblemente hermosas, desparecen muy rápido.
Le he dicho que su cuerpo es muy suave y que se queda sin marcas muy rápidamente. Xi Yan dice que es un tipo de piel muy buena.
Pero no me gusta. No me gusta esa habilidad de curarse tan rápido.
Las marcas que le dejo en la piel de porcelana desaparecen en nada. No quiero. ¡No quiero que mis manos desaparezcan con tanta rapidez! Esa situación me pone intolerablemente ansioso.
Por eso cuando me lo llevé otra a vez a mi habitación aquel día, decidí gravarle mi nombre en el cuerpo.
Así sería mío para siempre y nadie podría robarlo.
Le mordí sin parar. Sentí su tembloroso miedo. Siempre pone una voz anasal en esos momentos y su estremecimiento me deja hambriento y sediento. Quiero poseerle constantemente. El fervor que me da no lo puedo satisfacer con el cuerpo. Cada vez que le oigo decir “CanSheng, CanSheng”… ¡Me dan ganas de hacerle añicos! ¡De esconderle para siempre! Es realmente bello, y siento que todo quien le ve se queda prendado. Quiero apartarle de todo. Quiero quitarle todo de lo que dependa para que sólo se pueda apoyar en mí y amarme…
Cuando le vi tumbado sobre la cama… Con el pelo hecho un desastre, las mejillas encendidas, los labios rojos y usando toda su energía para seguir respirando… Cogiendo aire con urgencia, levantando y bajando el pecho rápidamente. Con hilos de sangre fluyendo sobre su resplandeciente piel blanca con cierto rubor. Sus manos ya no se aferraban a las sábanas. Sus piernas largas y delgadas estaban dobladas y todavía quedaban rastros de semen…
Las marcas provocaban a la gente para cometer un pecado. Por eso le tenía que encerrar.
Estaba muy asustado y se me resistió cuando a dejarle mi marca. Su cara pálida me mira constantemente, retrocediendo. Pero no consiguió oponerse a mí. Tampoco le di la oportunidad de escapar.
Me dijo que no quería como loco, moviendo los brazos y se doblaba para protegerse.
–¡Para, CanSheng! ¡No voy a volver a salir! Sólo quiero quedarme contigo… ¡No! ¡No! ¡Piérdete!
–No tardará mucho.
–¡Para, Ye CanSheng! ¡No me obligues a odiarte! ¡Esto no es amor!
Cuando dijo que me iba a odiar titubeé, pero no paré. Había cometido un error y debía pagar el precio. Tenía que recordarlo bien.
Me enfadé cuando me dijo que esto no era amor. Claramente, le amaba muchísimo, por eso no vacilé y apreté el sello contra su muslo tembloroso.
Cuando me serené y vi la cicatriz me di cuenta de que me había pasado y llamé a XiYan. Sin embargo, el sello hinchado entre sus piernas era tan deslumbrante, tan bello…
Cuando XiYan terminó de revisar la herida aquel día me dijo:
“Joven amo, tienes… tendrás que controlarte un poco más…”
Yo también quería hacerlo, pero cuánto más tiempo pasaba con él, más imposible me era apartar la vista y dejarle ir.
Ninguno de ellos, ni siquiera YunSheng, saben lo importante que es para mí. Me ha dando tantas sonrisas, tanta calidez, tanto perdón y paciencia, además de muchos: “primeros”.
Todavía recuerdo si inteligencia cuando me compró comido de la calle y le regateó al vendedor para que le pusiera más carne. También recuerdo la calidez que atravesaba mi camiseta cuando me abrazaba de noche. Todavía recuerdo sus hombros temblorosos cuando me abrazaba entre llanto…
La primera vez que alguien me abrazaba de noche, la primera vez que alguien me daba los buenos días, la primera vez que alguien lloraba a por mí, la primera vez que estaban dispuestos a quedarse conmigo, la primera vez que le cortaba el pelo a alguien, la primera vez que me decían que me amaban…
Después de aquel día, continué buscándole. Le busqué e ignoré el resto del mundo hasta que una semana después, XiYan me viene a ver para decirme unas cuantas palabras.
–Joven Amo, puedo asegurarle que es imposible que pueda encontrar a YunSheng solo. Que se haya ido sólo demuestra que no eres lo suficientemente fuerte.
Reflexiono en ello un buen tiempo, pensando en mis recuerdos, y, a parte de las insoportables memorias de mi infancia, lo único que queda en el mundo para mí es él. Voy a encontrarle. ¡Voy a acabar con todo lo que se interponga en mi camino! Incluyendo a ese hermano mío.
Necesito el suficiente poder y estatus para encerrarle a mi lado.
¿No soy lo suficientemente fuerte? ¿Por eso ha huido? No estoy seguro. Lo único que se me ocurre es que, si soy lo suficientemente fuerte, no podrá dejarme.
Lo que necesito hacer ahora es controlar a la familia Ye y entonces, enconrar a Fan YunSheng sin importar qué.

YunSheng, a menos que mueras… ¡No! ¡Aunque mueras, te poseeré! 
Title: Capítulo 60
Rating: 10 out of 10 based on 24 ratings. 5 user reviews.
Writed by Nana L15R1